martes, febrero 13, 2007

Ken Ring: ¿que les pasa a los suicidas despues de "morir"?

Aparentemente, las personas que intentan suicidarse no pasan por las mismas experiencias post-"muerte" que los que pasan por una ECM (experiencia cercana a la muerte) en forma natural.
El Dr. Peter Fenwick fue el pionero al respecto, y en su investigación había encontrado que muchas de los suicidas frustrados habían tenido experiencias aterrorizantes en el más allá.
La investigación del Dr. Ring, sin embargo, no encuentra esto mismo; habla de una "zona gris" que los esotéricos llamarían un "plano astral" más bien oscuro, pero no de las mismas zonas terribles de los pacientes del Dr. Fenwick.
Seguramente, esta investigación llevará a otras.



En su libro "Vida en la Muerte", el Dr. Ken Ring analizó las experiencias cercanas a la muerte de 24 personas que intentaron suicidarse. Entre ellos, ninguno reportó el fenómeno del túnel, o vió una luz brillante pero confortadora, o encontró una presencia, o estuvo temporalmente reunido con sus seres queridos que habían muerto, o entró en un mundo trascendente de belleza celestial. En vez de eso, la ECM relatada por el suicida tendió a ser truncada, abortada, y apagada. Comienza con un sentimiento de alivio o paz, y continúa con un sentimiento de desprendimiento del cuerpo en el mismo grado que las ECM de los relatos de los no suicidas. Pero tiende a terminar, si llega hasta ese punto, con un sentimiento de deriva confusa en un vacío oscuro o turbio - una suerte de zona de penumbras. El Dr. Ring, en su investigación, sugiere firmemente que los relatos de ECM de los suicidas no alcanzan a completarse; en vez de eso, simplemente tiende a desvanecerse antes de que los elementos trascendentes, característicos de los relatos de ECM de los no suicidas, hagan su aparición. Lo siguiente es un extracto de la investigación de Ring acerca del suicidio:

Un hombre joven trató de matarse tomando una variedad de pastillas - Librium, Demerol, Valium, Dilantin. Como resultado de esta ingestión, permaneció inconsciente durante cuatro días. El recuerda encontrarse en un área gris:

"La única cosa que puedo recordar acerca de esto es, justamente, lo gris. Como yo estuviera en aguas grises, o algo así. No podía ver realmente nada. No podía verme a mí mismo allí, tampoco. Fue como si sólo mi mente estuviera allí. Y ningún cuerpo."

Mientras estaba en este estado, él se sintió bien:

"Normalmente, soy muy ansioso, una persona muy nerviosa - un montón de miedos y cosas como ésa. Y durante esto, todo el miedo se había ido. No tenía miedo de ninguna manera. Casi un sentimiento aventurero. Excitación."

El Dr. Ring: "¿Quería permanecer en esa condición?"

"Sí. Era un muy buen sentimiento."

También se dio cuenta de que había música:

"Escuché música - una música diferente."

El Dr. Ring: "Cuénteme cómo era."

"Era usualmente como la música clásica; a mí me gusta la música clásica. No era exactamente la música que había escuchado, pero estaba en esa línea."

El Dr. Ring: "¿Recuerda cómo le hizo sentir la música?"

"Me hizo sentir relajado. Los miedos se fueron cuando la escuché. De nuevo, el sentimiento de esperanza, que hay algo mejor en algún lugar."

También reportó que todo, incluyendo la música, sonaba "vacío y metálico - con eco" y que esas sensaciones acústicas estaban asociadas al gris acuoso. El sintió que lo gris pasaba a través de él, llenándolo, y él se sentía bien con eso. Después de un tiempo, tomó conciencia de una voz:

"Pensé (que era) una voz de mujer, pero (pausa) no reconocí la voz."

El Dr. Ring: "¿Recuerda ahora lo que ella le dijo?"

"No. Sólo recuerdo que era una voz tranquilizante. Casi lo puedo recordar, junto a lo gris - su voz como llamando, mi movimiento hacia ella."

El Dr. Ring: "¿Era una voz amigable, una voz tranquilizadora de alguna manera?"

"Sí."

El Dr. Ring: "Y te sentiste atraído hacie ella?"

"Sí. Correcto. Como que era el lugar donde estar."

Trató de ir al lugar donde estaba la voz:

"Me parecía como si yo me mantuviera tratando de ir adonde la voz estaba, pero algo me retenía. Sabía que quería estar allí; supe que una vez que estuviera allí todo estaría bien. Estaba seguro de esto. No hay dudas al respecto. Pero aún había algo que me retenía de ir allí."

Durante esta experiencia el vió imágenes de personas que conocía. Estas personas parecían representar, de alguna manera, la posibilidad de una buena vida; ellos parecían cuidar. Describió esto como "si reviera una grabación de mi vida." Entonces el asunto se encaró:

"Sentí como si la (voz de la) mujer fuera más fuerte. Quería estar allí pero había una parte mía que quería (pause) retroceder con estas imágenes."

Y resolvió:

"Lo que más recuerdo es un sentimiento de caída. Como si estuviera cayendo realmente rápido, y entonces chocar. Y entonces me desperte con una sacudida."

Y luego:

"Cuando desperté, lo primero que pensé fue: Oh, Dios. Gracias. Lo hice, y fue extremadamente feliz. (El había estado severamente deprimido antes de su tentativa de suicidio.) Estaba sentado allí pensando acerca de eso y sintiendo esta... - no sé - tibieza llenando mi cuerpo. Estaba muy feliz, muy excitado, pero entonces (pausa) fue más que contento - fue un embeleso. Creo. Pero no podía explicárselo a nadie en ese momento. Estaba más allá de las palabras."

Estos pasajes resumen las características esenciales de su experiencia. En el curso de su entrevista, también indicó que aunque él nunca vió claramente su cuerpo físico en la cama, tuvo un sentimiento de desprendimiento del cuerpo y sintió que no tenía ningún peso en absoluto - era sólo mente. Tampoco tuvo ningún sentido del tiempo. Cuando volvió momentáneamente a la conciencia del cuerpo (antes de ser llevado de nuevo a lo gris), halló al mundo sensorial grandemente intensificado - los colores eran más claros y más vibrantes. Lo único asustante de esta experiencia fue su miedo (que eventualmente se desvaneció) de retornar a su cuerpo. Su experiencia en lo gris fue decididamente placentera, y juzgando desde su efecto posterior inmediato, muy positivo y poderoso en su impacto emocional.

Esta experiencia particular incluye muchas características que son comunes con las experiencias sin intento de suicidio: derivar a través de un vasto espacio, sentirse bien, escuchar música y una voz confortante, escuchar sonidos magnificados, ver una serie de destellos del pasado de la propia vida, y así, sucesivamente.

En el estudio del Dr. Ring, no se halló a ninguno que haya intentado suicidarse y haya reportado que fue predominantemente desagradable. La única posible excepción es que unas pocas personas describieron algunas imágenes alucinatorias inquietantes, pero éstas parecían ser cualitativamente diferentes del tono de los sentimientos de las experiencias de los no suicidas. Ciertamente, ninguno sintió que estaba en, o que estaba yéndose, al infierno. Esto no es lo mismo que decir que los intentos de suicidio nunca llevan a experiencias desagradables, sólo que no hay evidencia fuerte de esta proposición entre los 24 suicidas en el estudio del Dr. Ring.

Fuente: http://www.near-death.com/experiences/suicide02.html

Tags Technorati:












5 comentarios:

xuk dijo...

Por Favor leia mas obras de Alan Kardec e depois pesquise. grato.

Anónimo dijo...

Tengo una persona muy amada que falleció de suicidio y al poco tiempo soñé con ella, puede parecer un poco fantástico, pero lo que me contó se acerca casi exactamente a lo descrito por Ustedes,
Gracias.

Anónimo dijo...

tengo una pregunta, hace algun tiempo atras soñaba muy seguido que caia a gran velocidad desde un punto desconocido y sentia al caer un dolor en el estomago que me daba mucho miedo, quisiera saber a que se debe, gracias el blog esta muy bueno

Galaxio dijo...

Los sueños de caída son muy normales. Se deben a elaboraciones de perder el control de la propia vida (por enamoramiento, generalmente) o también por el regreso brusco de un viaje astral.

En breve, sería eso, pero por supuesto, hay más...

Saludos

Anónimo dijo...

Esp es poco informativo